Curiosidades news/Yannick Ramos

Mejora tus orgasmos con la técnica del ‘beso de Singapur’

Foto: Blog PLP.CL

Foto: Blog PLP.CL

El truco olvidado que provoca orgasmos irrepetibles, beso de Singapur, es una tradición  india  que vuelve a ser moda entre las relaciones sexuales de los orientales.

A esta práctica sexual se le denomina también como pompoir o kabazza, una técnica milenaria que anima a los amantes a permanecer quietos y que sea la mujer con su vagina estimule el pene del hombre como si lo estuviera succionando.  Esto se produce porque la vagina produce un efecto similar al de la boca en el sexo oral. El músculo encargado de este placer es el músculo pubocoxígeo, que se utiliza para estimular la erección masculina produciendo orgasmos muy intensos para ambos.

Esta actividad sexual no es una tarea sencilla pero se puede entrenar haciendo ejercicios con el suelo pélvico. Recogida en numerosos libros históricos, esta técnica es tan famosa que produce comentarios como los del artículo de Emma Gold para GQ  ‘en Shanghai circula la historia de una prostituta capaz de introducir y sacar el pene de su amante simplemente con los movimientos de su vagina’.

¿Cómo practicarlo? La posición idónea es en la que la mujer se coloca encima del hombre, de esta manera, será ella quién marque el ritmo y la intensidad de la práctica sexual, aunque también se puede llevar a cabo de lado. Resulta necesario que el hombre se encuentre en un estado pasivo y que la vagina este humedecida además de dilatada. La creadora de la página Pompoir Book, una guía sobre el beso de Singapur, Denise Costa, afirma que ‘esta técnica no sólo permite al hombre tener orgasmos más intensos y duraderos, sino que puede provocar que la mujer experimente los tres tipos de orgasmos posibles, a saber: el vaginal, el del clítoris y el menos habitual de todos ellos, el del útero. En ocasiones, la contracción de la vagina se produce de forma natural cuando una mujer experimenta el clímax’.

Foto: Kineseología en tu hogar

Foto: Kineseología en tu hogar

Además, debido a que pocas mujeres deciden llevar a cabo esta técnica sin haberse entrado antes, Costa da una serie de consejos en sus artículos para poder realizar el beso de Singapur en menos de cinco meses, teniendo claro que los ejercicios requieren una disciplina y una dedicación de una hora al día. Estos ejercicios relacionados con el control de los músculos pélvicos, o también denominados ejercicios de Kegel, son los siguientes: ‘contracciones, apretar, empujar y otra clase de movimientos realizados de forma consciente cuentan como parte del entrenamiento’. Recomendados no solo para la práctica sexual sino para las mujeres que tienen pérdidas de orina, además de ser una ayuda para el parto.

¿Hay otra técnica para ejercitarme y realizar el beso de Singapur? Sí, recibe el nombre de the mare’s trick (el truco de la yegua). Esta otra técnica consiste en ‘mantener  el pene de la pareja dentro de la vagina, rodeando con las piernas el miembro del hombre y endurecer los músculos de la pelvis, lo que provoca que la erección no desaparezca, algo que puede llegar a ser doloroso en caso de que el hombre ya haya alcanzado el clímax, pero también ayudar a evitar los problemas de erección’, según un artículo de El Confidencial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s